Amenorrea hipotalámica: Cómo curarla

Nosotras mismas nos causamos males como lo es la amenorrea secundaria o la amenorrea hipotalámica (mayormente sin haber tenido esa intención), y cuando ocurre nos desesperamos por recuperar nuestra regla.

Yo quiero ayudarte a que lo consigas por medio de tu ALIMENTACIÓN. Estos consejos yo misma los apliqué cuando sufrí de amenorrea por CASI 3 AÑOS. Y me ayudaron a sanar y a recuperar mi período menstrual.

Amenorrea primaria, secundaria, hipotalámica
¿Conoces la diferencia entre la amenorrea primaria, secundaria y la hipotalámica?

Diferencia entre la amenorrea primaria, secundaria e hipotalámica

La amenorrea no es como tal una enfermedad. Es, más bien, una manifestación clínica de un trastorno subyacente (no siente tratándose del mismo, pues las causas pueden ser variadas). No obstante, el príncipal síntoma que aparece es la ausencia del período durante más de 90 días.

Existen dos tipos básicos de amenorrea:

  • Amenorrea primaria:

Se define como la ausencia de menstruación en jóvenes entre los 14 y 16 años y sus causas suelen ser principalmente por anomalías genéticas que afectan en el desarrollo genital. Hay otro porcentaje menor de chicas que pueden sufrirla por un trastorno endocrinológico.

  • Amenorrea secundaria:

Se define como la desaparición o ausencia del período (en una mujer que ya ha tenido la menstruación anteriormente) por más de 90 días.

Las ausencias de 30, 40 o 60 días pueden venir dadas por temporadas de insomnio, estrés o alteraciones hormonales. Pero cuando sobrepasan los 3 meses, es una señal de que algo está obrando de forma anormal en nuestro organismo.

Dentro de esta clasificación, se encuentra la amenorrea hipotalámica.

Esta es la ausencia de menstruaciones debido a trastornos que interfieren con la activación del eje hipotálamo-pituitaria-ovario. Se considera producto de una alimentación deficiente, estrés, exceso de ejercicio y tiene efectos como la anovulación y la infertilidad.

Causas de la amenorrea

La principal causa de la amenorrea (tanto primaria como secundaria) puede estar en cualquier lugar del eje hipotálamo-hipófisis-ovario-endometrio.

Causas naturales

Existen circunstancias donde el período se ausenta por cambios hormonales que son parte del proceso natural de la vida de la mujer, como lo pueden ser:

  • Embarazo
  • Lactancia
  • Menopausia

Trastornos hormonales

Los trastornos de este estilo causan amenorrea hipotalámica y son comunes en mujeres con altos niveles de estrés. Esta situación desemboca en una reducción de secreción de GnRH (que se asocia con bajos niveles de estrógeno). Si esto ocurre, la mujer puede llegar a sufrir de efectos como:

  • Cambios de humor
  • Sofocos
  • Aumento del colesterol total en sangre
  • Insomnio
  • Depresión
  • Relaciones sexuales dolorosas (falta de lubricación natural).

Dieta

Otro factor que incide en la desaparición del período es la alimentación.

El restringir calorías, consumir productos bajos en grasa o light, consumir poca proteína y solamente consumir alimentos “que no suban de peso” puede tener un efecto catastrófico a largo plazo en el cuerpo femenino.

Si la mujer no consume suficientes calorías, no acumula suficiente grasa corporal para que su endometrio tenga la gruesa capa de la fase folicular. Por ende, al tener un endometrio delgado, no hay suficiente “material” para poder desaprovechar y, ergo, no hay sangrado. El cuerpo literalmente se pone en estado de emergencia, y tratará de encerrarse en sí mismo todo lo que pueda hasta que las señales se alineen entre cerebro-ovarios-útero y le indiquen que es seguro volver a menstruar.

Ejercicio

Algo similar pasa con el exceso de ejercicio. Cuando nos ejercitamos sin descanso, nuestras hormonas del estrés se disparan hacia el cielo.

Imagina que tu cerebro interpretara que estás huyendo de un león hambriento todos los días (el equivalente a querer estar haciendo cardio más de 1 hora al día). ¿Es absurdo e irreal, verdad? pero tu cerebro no nota la diferencia entre una cosa y la otra.

Por ende, vuelve otra vez a ponerse en modo “ahorro de energía” y te provocará un corte hormonal para que no corras peligro.

Recuerda que tu cuerpo solo está reaccionando como puede a las situaciones de estrés a las cuales lo estás sometiendo sin darte cuenta.

Anticonceptivos

Los anticonceptivos orales interfieren en la menstruación natural. Y aquí podemos incluir también los anticonceptivos por inyección o por dispositivo uterino o DIU.

Pueden pasar meses hasta que el organismo se restablezca nuevamente tras perder los períodos por estas causas (el llamado efecto post-píldora).

Condiciones médicas específicas

También hay enfermedades que inciden en la pérdida del período:

  • Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP): Esta condición que afecta a gran número de mujeres puede desembocar en la ausencia de sangrado en algunas ocasiones.
  • Enfermedades de la tiroides: Si vienes de una predisposición familiar genética a enfermedades de la tiroides, cabe la posibilidad de que esto te vuelva más sensible a la pérdida del sangrado menstrual.
  • Tumores pituitarios: Aunque a menudo no son malignos, los tumores pituitarios pueden interferir con la menstruación, alterándonos hormonalmente.
  • Anomalías genéticas vaginales: Un poco menos frecuentes, pero que pueden influir en que la vagina se encuentre trancada y no pueda realizar la expulsión correctamente del recubrimiento de nuestro útero.
  • Quimioterapias: Las mujeres con tratamientos oncológicos suelen tomar medicamentos que pueden suprimir sus períodos durante una temporada.

¿Cuándo ir al médico?

Ir al médico cuando se presenta una amenorrea (primaria, secundaria o hipotalámica) es prioritario.

No se trata solamente de que no sangremos, esa es la menor de las preocupaciones. La ausencia de regla es un indicador de salud en decadencia, y puede tener implicaciones desagradables a largo plazo para el cuerpo de la mujer. No es solamente la infertilidad o la anovulación lo que debería preocuparnos.

¿Cuándo hay que preocuparse?

Con el fin de motivarte a que vayas al médico (si aún no lo has hecho) ginecólogo de confianza, te dejo algunos efectos a largo plazo que pueden ocurrir por la ausencia del período:

  • Secreción del pezón
  • Visión borrosa
  • Incremento de apetito y ansiedad
  • Falta de energía
  • Acné
  • Falta de energía
  • Fatiga  crónica
  • Insomnio
  • Osteoporosis
  • Problemas cardiovasculares
  • Infertilidad

Por ende, la recomendación es siempre acudir al médico y obtener un diagnóstico fidedigno para luego llevar a cabo un tratamiento guiado por un profesional de la salud y un dietista nutricionista.

¿Puedo quedar embarazada si tengo amenorrea?

La respuesta es no.

Lastimosamente, cuando tenemos amenorrea, no somos fértiles. Nuestras hormonas no producen suficientes estrógenos y progesterona para que produzcamos las sustancias necesarias para producir el óvulo que habría de ser fertilizado y que produciría el embarazo.

Si en tus planes está el convertirte en madre, lo mejor es que pongas la acción desde ya para poder recuperar tu período (que es totalmente posible si pones el esfuerzo y haces caso de las recomendaciones del tratamiento de tu médico). Afortunadamente, hay muchos remedios NATURALES que puedes hacer (no tienes que medicarte para volver a menstruar).

Depresión o ansiedad a causa de la amenorrea primaria, secundaria o hipotalámica
El tener amenorrea no solamente incluye la falta del sangrado mensual, sino que puede acarrear problemas de salud como la osteoporosis o problemas cardiovasculares.

¿Cómo curar la amenorrea y recuperar la regla?

Como he dicho, hay remedios y soluciones naturales que no implican volver a tomar ningún tipo de pastilla o de suplemento.

Consejo 1: Alimentación

¿Recuerdas lo que siempre decimos en mi canal? “La comida es el ingrediente secreto de la receta de tu felicidad”.

No podemos dejar de comer, vivimos gracias a ese sustento. Para poder recuperar la regla, has de comer más y has de comer mejor.

¿Qué quiere decir esto? Que necesitas:

  • Dejar de contar calorías
  • Dejar los ultraprocesados
  • Consumir comida real (sin obsesionarte con que todo sea perfecto, solo tratando de hacerlo así la mayor parte de los días)
  • No hacer dietas de ningún tipo
  • Incluir alimentos de todos los grupos alimenticios en tu día a día (y eso incluye carbohidratos y grasas y proteínas).
  • Reducir el tabaco y el alcohol lo más que se pueda.
  • Seguir un plan de alimentación que se adapte a ti.

¿Quieres conseguir tu plan de alimentación contra la amenorrea? consigue el tuyo aquí.

Consejo 2: Reducir actividad física

Nada de estar en el gimnasio 2 o 3 horas corriendo en la cinta.

Para sanar tu amenorrea, debes quitar el ejercicio físico por un tiempo. Y no te asustes, esto es temporal, solo hasta que te vuelva el período. Pero lo ideal es que tu movimiento físico sea mucho menos de impacto. Prueba más bien:

  • Dar paseos de media hora por las mañanas o por las tardes
  • Hacer yoga o pilates
  • Salir con amigos y realizar actividades al aire libre
  • Cualquier hobby que no implique estar sentado que te ayude a entretenerte sin tener que hacer cardio.

Es difícil y a muchas les puede costar (sobretodo porque la tendencia actual es entrenar como locas y nunca parar), pero este consejo FUNCIONA SI LO HACES.

Hora de darle permiso a tu cuerpo de relajarse y descansar.

Cómo recuperar la regla o la menstruación después de una amenorrea hipotalámica
Nutrición, actividad física, estrés y ciclo de semillas: los 4 pilares para modificar en tu vida y recuperar tu menstruación como Dios manda.

Consejo 3: Reducir el estrés y la ansiedad

Uno de los más difíciles consejos de seguir, pero uno de los más necesarios.

  • Corta esa relación tóxica o malsana que te hace sentir mal
  • Pon límites en el trabajo, con tu jefe, con tu familia o con quien sea que te genere estrés.
  • Duerme temprano y cena temprano
  • No veas noticias que te alarmen o preocupen
  • Medita 15 minutos al día
  • No consumas cafeína ni teína por un tiempo (hasta que vuelva la regla).

Consejo 4: Aplica el Seed Cycling o ‘Ciclo de las semillas’

Finalmente, quiero explicarte el ciclo de semillas (‘Seed Cycling’ en inglés). A mí me ayudó mucho para poder regular mi período y recuperarme de mi amenorrea que duró casi 3 años…

¿Cómo funciona? Fase folicular

¿Cuándo? En la fase folicular de tu ciclo (sería el primer día de luna nueva del mes para ti) hasta los siguientes 14 días.

¿Qué? Dos tipos de semillas: lino y calabaza.

¿Cómo? 1 cucharada sopera de cada semilla CRUDA Y MOLIDA (puedes usar un molinillo de cocina o una trituradora casera) rociada en cualquier comida que quieras (batidos, sopas, platos fríos como ensaladas, o en platillos calientes como en salsas o pastas).

Estas semillas ayudan a regular por sus propiedades que suben los estrógenos y la progesterona. En esta fase necesitas ese empujoncito extra para que tus ovarios puedan producir el óvulo que será fecundado (y si no lo es, tu útero se encargará posteriormente de deshechar el tejido extra).

¿Cómo funciona? Fase luteal

¿Cuándo? En la fase luteal de tu ciclo (sería el primer día de luna llena del mes para ti) hasta los siguientes 14 días.

¿Qué? Dos tipos de semillas: sésamo y girasol.

¿Cómo? 1 cucharada sopera de cada semilla CRUDA Y MOLIDA (como en el caso anterior).

Estas semillas ayudan a regular regulan los niveles de progesterona (en esta etapa producimos menos estrógenos y nos estamos preparando luego de la ovulación para el momento del sangrado).

¿Te animas a darle un intento a este protocolo de semillas? Sus beneficios pueden ayudarte en tu tratamiento  como no tienes una idea.

 

Menstruación saludable y consciente después de curar la amenorrea secundaria o hipotalámica.
Si sigues todos estos consejos, conseguirás sin duda recuperar su período menstrual y regular tu ciclo.

Amenorrea por bajo peso: Tratamiento

La amenorrea hipotalámica relacionada con déficit de estrógeno requiere una revisión y terapia hormonal.

La terapia hormonal puede ayudar a evitar la pérdida de densidad ósea. El médico puede llegar a mandarte suplementos de hierro o de calcio o de vitamina E y D.

Es vital que si estás viviendo un trastorno alimentario (anorexia, bulimia, etc), te pongas en contacto con un profesional de la psiconutrición que pueda ayudarte con ambos enfoques (psicológico y nutricional) y te lleven a entender mejor tu relación con la comida para poder dar tus primeros pasos a la verdadera recuperación.

Alimentos contra la amenorrea

  • Semillas (como hemos mencionado con el Seed Cycling: lino/linaza, calabaza/chía, sésamo y girasol).
  • Nueces (de Brasil, pecanas, almendras, avellanas, etc).
  • Proteína animal completa (carne roja y blanca preferiblemente no pre-cocinada ni con aditivos).
  • Pescados pequeños y azules
  • Lácteos de oveja y de cabra
  • Carbohidratos como la zanahoria, la remolacha, el brócoli, el boniato, el arroz blanco, la patata, avena, etc.
  • Grasas insaturadas como el aceite de oliva virgen extra, el aceite de aguacate, etc.
  • Frutas variadas (preferiblemente de temporada).
  • Si tienes una alimentación basada en plantas, procura ver los necesarios métodos de suplementación nutricional con tu dietista nutricionista.

Y básicamente ¡comer de todo! porque tu cuerpo ahora mismo lo necesita. Dale lo que te pide, no lo obligues a pasar hambre, y no tengas miedo a soltar el estrés o la ansiedad. Te garantizo que tu vida va a ir mucho mejor cuando des esta serie de pasos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Te enviaremos correos que te encantarán. Tu salud ideal te está esperando 😉

Síguenos en Instagram 😉

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta